¿SABÍAS QUE?

La neurofisiología clínica : es una sub-especialidad médica que tiene como objetivo la exploración funcional del sistema nervioso central (encéfalo y médula espinal), sistema nervioso periférico (nervios y órganos de los sentidos), utilizando tecnología altamente especializada con fines diagnósticos, pronósticos y de orientación terapéutica.

El electroencefalograma digital: es una prueba médica, en la que se registra la actividad eléctrica del cerebro en situación basal y con métodos de activación, como la hiperventilación y la fotoestimulación . En ocasiones, y en función del paciente, será conveniente registrar la actividad del cerebro durante el sueño.

El EEG sirve para observar el funcionamiento eléctrico cerebral. Esta prueba médica ayuda a detectar alteraciones de todo el cerebro o de algunas áreas.

La electromiografía (EMG) : es un procedimiento de diagnóstico que se utiliza para evaluar la salud de los músculos y las neuronas que los controlan (neuronas motoras).

Las neuronas motoras transmiten señales eléctricas que hacen que los músculos se contraigan. Una EMG convierte estas señales en gráficos, sonidos o valores numéricos que interpreta un especialista.

 

Un estudio de conducción nerviosa, otra parte de la EMG, usa los electrodos adheridos a la piel (electrodos de superficie) para medir la velocidad y la intensidad de las señales que se desplazan entre dos o más puntos.

 

Los resultados de la EMG pueden revelar una disfunción nerviosa, una disfunción muscular o problemas con la transmisión de señales de nervios a músculos.

 

Con frecuencia, los resultados de la electromiografía son necesarios para diagnosticar o descartar ciertas enfermedades, como las siguientes:

 

  • Trastornos musculares, como distrofia muscular o polimiositis
  • Enfermedades que afectan la conexión entre el nervio y el músculo, como la miastenia grave
  • Trastornos de los nervios que se encuentran fuera de la médula espinal (nervios periféricos), como síndrome del túnel carpiano o neuropatías periféricas
  • Trastornos que afectan las neuronas motoras del cerebro o la médula espinal, como esclerosis lateral amiotrófica o poliomielitis
  • Trastornos que afectan la raíz del nervio, como una hernia de disco en la columna vertebral

 

Pregunta por nuestros estudios de neurofisiología, y agenda tu cita.