¿Qué son las pruebas de los factores de la coagulación?

Los factores de la coagulación son proteínas de la sangre que ayudan a controlar el sangrado. En la sangre hay varios factores de la coagulación. Cuando una persona se corta o sufre una herida que causa sangrado, los factores de la coagulación funcionan en forma coordinada para formar un coágulo de sangre. El coágulo evita la pérdida de una cantidad excesiva de sangre. Este proceso se conoce como cascada de la coagulación.

Las pruebas de los factores de la coagulación son análisis de sangre que comprueban cómo funcionan uno o más factores. Los factores de la coagulación se denominan mediante números romanos (I, II, VIII, etc.) o por nombre (fibrinógeno, protrombina, hemofilia A, etc.). Si cualquiera de los factores falta o es defectuoso, se puede producir un sangrado abundante y descontrolado después de una herida.

Otros nombres: factores de la coagulación sanguínea, pruebas de factores, análisis de factores específicos de la coagulación por número (Factor I, Factor II, Factor VIII, etc.) o por nombre (fibrinógeno, protrombina, hemofilia A, hemofilia B, etc.)

¿Para qué se usan?

Las pruebas de los factores de la coagulación se usan para averiguar si usted tiene un problema con cualquiera de los factores. Si se encuentra un problema, es probable que usted tenga un trastorno hemorrágico. Los trastornos hemorrágicos son muy poco comunes. Hay diferentes tipos de trastornos hemorrágicos. El más conocido es la hemofilia, que es causada cuando los factores VIII o IX faltan o son defectuosos.

Se pueden hacer pruebas de un solo factor o de varios factores a la vez.

¿Por qué necesito una prueba de un factor de la coagulación?

Usted podría necesitar una prueba si tiene antecedentes familiares de trastornos hemorrágicos. La mayoría de los trastornos hemorrágicos son hereditarios. Esto significa que se heredan de uno o ambos padres.

También podría necesitar una prueba si su médico o profesional de la salud cree que usted tiene un trastorno hemorrágico que no es hereditario. Otras causas poco comunes de los trastornos hemorrágicos son:

  • Enfermedad del hígado
  • Deficiencia de vitamina K
  • Medicamentos anticoagulantes

También podría necesitar pruebas de los factores de la coagulación si tiene síntomas de un trastorno hemorrágico, por ejemplo:

  • Sangra mucho después de una herida
  • Se le forman moretones con facilidad
  • Hinchazón
  • Dolor y rigidez
  • Coágulo de sangre sin motivo aparente

En algunos trastornos hemorrágicos, la sangre se coagula demasiado en lugar de muy poco. Esto puede ser peligroso porque cuando un coágulo de sangre circula por el cuerpo puede causar un ataque al corazón, un accidente cerebrovascular (infarto cerebral) u otros problemas que ponen la vida en peligro.

¿Qué ocurre durante una prueba de un factor de la coagulación?

Un médico o profesional de la salud le toma una muestra de sangre de una vena de un brazo usando una aguja pequeña. Después de insertar la aguja, extrae una pequeña cantidad de sangre y la coloca en un tubo de ensayo o frasquito. Tal vez sienta una molestia leve cuando la aguja se introduce o se saca, pero el procedimiento suele durar menos de cinco minutos.

¿Tendré que hacer algo para prepararme para la prueba?

Las pruebas de los factores de la coagulación no requieren ninguna preparación especial.

¿Tiene algún riesgo esta prueba?

Los riesgos de una prueba de sangre son mínimos. Tal vez sienta un dolor leve o se le forme un moretón en el lugar donde se inserta la aguja, pero la mayoría de los síntomas desaparecen rápidamente.

¿Qué significan los resultados?

Si sus resultados muestran que un factor de la coagulación falta o no funciona bien, es probable que tenga algún tipo de trastorno hemorrágico. El tipo de trastorno depende del factor afectado. Aunque los trastornos hemorrágicos hereditarios no tienen cura, hay tratamientos para controlarlos.

Fuente: https://medlineplus.gov/spanish/pruebas-de-laboratorio/pruebas-de-los-factores-de-la-coagulacion/

La información médica proporcionada es sólo para propósitos informativos y no para ser utilizada como sustituto de un consejo médico, diagnóstico o tratamiento profesional. Por favor, póngase en contacto con su proveedor de atención de salud si tiene preguntas sobre condiciones médicas o para la interpretación de los resultados de las pruebas.

En caso de una emergencia médica, llame al 911 de inmediato o a su servicio de emergencia local.