La preparación de cultivos involucra el crecimiento de microorganismos o tejido celular vivo en un medio especial que promueve el desarrollo de dicho material. Los cultivos pueden mantenerse en tubos de ensayo o discos de Petri. El contenedor mantiene el medio de crecimiento el cual puede ser solido, semi-solido o liquido. Cada microorganismo tiene sus propios requerimientos de crecimiento (combinación correcta de nutrientes, temperatura así como la presencia o ausencia de oxigeno). Es por esto que cada cultivo es preparado acorde a las necesidades del microorganismo. Posteriormente es incubado para acelerar el crecimiento. Por ejemplo un cultivo de BAAR para la detección de Tuberculosis requiere de 6 semanas de cultivo.

Contamos con los siguientes estudios de cultivo:

  • Cultivo de heces
  • Cultivo de orina
  • Cultivo de heridas.

Cultivo de Heces

El cultivo de heces es utilizado para la identificación de bacterias asociadas a infecciones intestinales. De todos los tipos de muestras, las heces son las que con mayor frecuencia y cantidad presentan organismos. En un estudio de rutina el cultivo de heces es utilizado para descartar la presencia de Salmonela, Shigella, Campilobacter, Aeromonas, Plesimonas y números predominantes de Estafilococos.

El cultivo de orina

Es el cultivo más utilizado para diagnosticar infección bacteriana en el tracto urinario (riñones, ureteros, vejiga y uretra). La orina es un excelente medio de crecimiento para la mayoría de los organismos que infectan el tracto urinario. La combinación de piuria (pus en la orina) y bacteruria son indicadores de infección del tracto urinario.

Fuente. A manual of Laboratory and Diagnostic Test. Ninth edition.

La información médica proporcionada es sólo para propósitos informativos y no para ser utilizada como sustituto de un consejo médico, diagnóstico o tratamiento profesional. Por favor, póngase en contacto con su proveedor de atención de salud si tiene preguntas sobre condiciones médicas o para la interpretación de los resultados de las pruebas.

En caso de una emergencia médica, llame al 911 de inmediato o a su servicio de emergencia local.