Es una técnica de gran utilidad en el estudio del embarazo en sus etapas intermedia y final encaminado a la demostración de mal formaciones fetales sobre todo del sistema nervioso, viseras, abdominales y del tórax fetal e igualmente para la evaluación de anormalidades uterinas y placentarias como podría ser: el acretismo placentario, placenta previa, anomalías del cuello y del canal endocervical.

Para qué sirve: Es un estudio como la HISTEROSALPINGOGRAFIA pero en USG y sin necesidad de medio de contraste. Destinada a demostrar alteraciones del endometrio (polipos, tumores, quistes) y en la comprobación de la permeabilidad de las trompas

Especialidad Médica: GINECOLOGOS

Técnica que se usa: estudio transvaginal, previa colocación de sonda foley y administrar durante el estudio suero fisiológico para demostrar características que interesan conocer

Precio: de $2,275 a $1,092

De utilidad en la patología ocular primaria arterial y venosa y en la determinación de la vascularización y efectos circulatorios en procesos inflamatorios y lesiones tumorales, lesiones traumáticas con afectación de la órbita y de la hendidura esfenoidal.

Para qué sirve: Es para VARONES que no requiere del uso de medio de contraste de utilidad en el diagnóstico en alteraciones de la uretra en toda su extensión, principalmente estenosis, nitiasis a nivel uretral, tumoraciones.

Especialidad Médica: PEDIATRA Y URÓLOGOS

Técnica que se usa: es un usg aplicado a la región perineal y del trayecto uretral con la aplicación de suero fisiológico para el estudio del trayecto de la uretra en toda su extensión.

Precio: $2,162 aplica descuento del 40% o 50%

 

Una vez más la globalización de la economía y el cambio climático, nos trae una nueva amenaza a la Salud Publica: El virusChikungunya (CHIKV). La emergencia de este patógeno en meses recientes en la vecina región del caribe ha activado la alarma  nacional e internacional de los sistemas de vigilancia epidemiológica.  A la preocupante situación de epidemias de dengue (DENV) en los últimos años en los países hermanos de la región se suma ahora este Alfavirus también transmitido por Aedes aegypti.

Estas enfermedades provocan en el paciente que la padece, malestar general a expensas de fiebre intensa, dolor retro-ocular (parte posterior de los ojos), dolor de huesos y en el caso del Dengue, existe una presentación llamada “hemorragica” por la tendencia a presentar hemorragias que pueden poner en riesgo la vida del paciente.

En años recientes los avances en el diagnóstico y el tratamiento hizo posible la cura de dos tercios de los procesos cancerígenos. El punto clave es el diagnóstico oportuno.

 Países de bajo y mediano ingreso que representa el 54% y 60% respectivamente a nivel mundial, de los 12.4 millones de casos y 7.6 millones de muertes debidos a cáncer en el 2008. Al 2020, el número total de casos nuevos de cáncer se incrementaran en un 29% en países desarrollados y en un 73% en países en desarrollo. Así también para el 2020, la mortalidad por cancel incrementara en un 104%, y el incremento se replicara cinco vences en países en vías de desarrollo a países desarrollados. Los hábitos en el estilo de vida occidental serán responsables del incremento en la incidencia de cáncer de mama, colon, y próstata, pero los antecedentes históricos, factores de comportamiento y socioculturales, genéticos y pobreza en si mismos tendrán un profundo impacto en la mortalidad relacionada al cáncer y morbilidad.

 Mientras que las causas infecciosas son responsables de <10% de los canceres en países desarrollados, estos representan el 25% de todos los canceres de malignidad en países de bajos y medianos ingresos. Infecciones como el virus de papiloma humano, hepatitis B, y Helicobacter pylori seguirán teniendo un alto impacto en países en desarrollo.

 Factores ambientales y dietéticos como contaminación de aire domestico y dietas ricas en sal dan cuenta del incremento en el aumento de ciertos tipos de canceres (como pulmonar y de estomago). El uso de Tabaco es la mas importante fuente de mortalidad desde cáncer pulmonar al oral. En contraste al decremento del consumo del Tabaco en países desarrollados, el número de fumadores en países en desarrollo, se encuentra en incremento, en especial entre la comunidad femenina y jóvenes.

 Por muchas razones, la presencia de malignidad es mucho mayor en países en desarrollo que en desarrollados. Sistemas de Salud sobre-estirados en países pobres simplemente no son capaces de realizar detecciones tempranas; 80% de los pacientes con diagnóstico ya presenta datos de malignidad incurable.

Fuente:

Harrison´s Principles of Internal Medicine. 18th Edition Pag. 88

 

Las infecciones del tracto respiratorio alto no especificadas (en adelante IRSNE) constituyen un colectivo de desordenes que encabezan las causas de visitas ambulatorias al médico en los Estados Unidos. Por definición las IRSNE no tienen características de localización prominente por lo que se presentan en diversas condiciones. Son identificadas por una gran variedad de nombres descriptivos, incluyendo rinitis infecciosa, rinofaringitis aguda/ nasofaringitis, coriza aguda, catarro o resfriado común.

 ¿Qué lo causa?

Existe una amplia variedad de agentes causales, casi en su totalidad son causadas por virus con una amplia gama de familias de virus y tipos antigénicos, un ejemplo de esto son los al menos 100 inmunotipos de rinovirus causante de la mayoría de los casos comunes, seguido por el virus de influenza así como el virus parainfluenza, coronavirus y adenovirus. El virus sincitial respiratorio es conocido por afectar a la población pediátrica así como a personas de la tercera edad e inmunodeprimidos. Considerando el origen viral de este padecimiento deja pocas opciones especificas de tratamiento.

 ¿Cómo atenderlo?

Lo más importante es acudir con su médico a la brevedad posible. El uso de antibiótico queda descartado en el manejo de IRSNE no complicadas, el mal uso de estos fármacos favorece la creciente resistencia a antimicrobianos, por lo que es importante evitar auto-medicarse agregando el riesgo de accidentes como intoxicación o efectos negativos por el mal uso de medicamentos. En ausencia de evidencia clínica de infección bacterial, el tratamiento debe permanecer sintomático. Pruebas clínicas con zinc, vitamina C y otros remedios no han revelado un beneficio consistente en el tratamiento de las IRSNE.

 Recomendación

Si bien se pueden tomar medidas para evitar contagios como el lavado de manos, evitar saludar de mano, cubre-bocas entre otras., es importante contar previo al contagio con un estado de salud optimo el cual es logrado a través de una adecuada y balanceada alimentación, actividad física y reposo adecuado. Una vez presente el cuadro infeccioso recuerda tomar medidas para evitar contagios, hidrátate adecuadamente, guarda reposo y  sigue las indicaciones de tu médico.

Dr. Carlos Roberto Sánchez Calixto

C.P. 5746839

 

El infarto cerebral o Ictus es lo equivalente a un infarto cardiaco. El cerebro requiere de sangre para funcionar, si este flujo es obstruido por un coágulo (trombo) o por disminución del calibre o ruptura de un vaso sanguíneo el cerebro deja de recibir sangre causando daño al tejido cerebral provocando el infarto cerebral. Anualmente 15 millones de personas alrededor del mundo sufre un Ictus. De estos, 5 millones de personas mueren y otros 5 millones quedan con daño deshabilitante permanente, provocando un gran problema a la familia y a la comunidad. El Ictus es poco común en personas menores de 40 años, cuando ocurre, la principal causa es la presión arterial alta. Los factores de riesgo son los mismos que los presentes en la enfermedad coronaria del corazón. Los factores modificables más importantes son el adecuado control de la hipertensión y evitar el tabaquismo. La incidencia de Ictus se encuentra en descenso en países desarrollados, gracias a una adecuada cultura preventiva.

Si cuentas con cualquiera de los siguientes factores de riesgo consulta a tu médico y hable con el los beneficios de realizarse un check up.

Factores de Riesgo:

  • Mayor de 40 años de edad.
  • Obesidad.
  • Sedentarismo.
  • Tabaquismo.
  • Hipertensión Arterial.
  • Colesterol y Triglicéridos elevados.
  • Familiares que sufrieron un infarto cerebral.